Sunday, March 14, 2010

Cosas por decir... cosas que no debías haber dicho

Queridos lectores... llevo varios días con una pregunta rondándome la cabeza. Espero que puedan ayudarme a resolverla o, por lo menos, me ofrezcan su opinión. Antes de lanzarla, es preciso leer antes los siguientes razonamientos explicativos previos:

1. Dejar cosas por decir. Es terrible. Cuando una conversación o una realidad no nos favorece, volvemos a ese momento en el que, en teoría, se produjo el desenlace. Pensamos entonces que quizá quedaron cosas por decir, sentimientos que dar a conocer y que, supuestamente, hubiesen creado una realidad diferente a la que hoy atesoramos. Pero además, el sentimiento puede ser incluso peor: no es ya la voluntad de cambiar lo que se tiene lo que aprieta el pensamiento, sino la necesidad de hablar para sacar algo fuera y quedar en libertad.

2. Decir cosas que no debías haber dicho. También es terrible. ¿Hablar demasiado compromete? A veces, tiene uno la impresión de que expresar de forma incorrecta algo puede tener funestas consecuencias. Pensamos entonces que quizá era mejor el silencio, no comprometerse: porque las palabras pueden ser mal comprendidas (y expresadas), pero también vinculan para toda una vida, tanto para el que las proncuncia como para el que las escucha.

Y ahora bien, caros lectores... ¿qué es peor... quedarse con cosas por decir o decir cosas que no debían haberse dicho? Es difícil, porque a veces el silencio tiene una potencia salvadora para uno mismo y para los demás. Puede ser el caso de esos posts guardados en el "borrador", que nunca serán colgados hasta que se responda, en lo más íntimo, a esa pregunta que últimamente no alcanzo a responder.

5 comments:

Polo said...

.
Bueno, Bobby, lo que planteas lo haces como una disyuntiva. ¿Qué es mejor? A veces no hay por qué elegir.

En fin: puestos en la necesidad de tener que escoger, me decanto por... no hablar y eso que uno es más bien de los de la labia.

Por una parte, está lo que mencionas de los malentendidos, a los que añado una frase que me rodea desde la adolescencia: "La palabra le fue dada a la persona para ocultar su pensamiento".

Por otra parte, hay gente tan, tan experta en la conversación, que es capaz de convencer de teorías que no son ciertas por medio de las miradas y de la manipulación verbal.

Muchas veces los conflictos no se resuelven hablando (te pueden confunir aún más) sino actuando.
.

Aguamala said...

Todo es tan relativo....
Un gran amigo siempre me dice que, cuando me encuentre ante una situación así, lo piense bien y me decida por la solución más práctica. ¿En qué va a beneficiar/perjudicar mi silencio a la situación? ¿Qué sacaré de decir lo que tal vez no debería?
Poco uso del consejo he hecho hasta ahora, por lo complicado de racionalizar determinadas situaciones. Tal vez puedas tú sacarle más provecho.

Un abrazo muy grande.

Anonymous said...

¿Por qué hay que elegir? ¿Por qué crees que una alternativa habrá de ser siempre mejor que otra? ¿Por qué es necesario tener elegida de antemano una estrategia comunicativa que valga para todas las situaciones? ¿Por qué darle vueltas en abstracto a algo que no deja de ser accesorio y valorable ex post, como es la forma de comunicar algo? Personalmente creo que lo que cuenta y lo en sí valorable (bueno o malo, valioso o disvalioso, benéfico o maléfico) es lo que se comunica; y que además el acierto o error logrado en transmitirlo sólo se sabe después de haberlo hecho.

megan said...

creo que depende de la situación. suelo apostar por decir lo que hay que decir y sacarlo aunque esté mal dicho, aunque duela y tengas malas consecuencias... creo que por 2 razones
1. porque soy extrovetida, tengo que sacar las cosas de manera sincera o me lo paso muy mal!
2. si no lo sacas nunca sabrás "qué habrá pasado si hubiera dicho tal cosa". o sea, al sacarlo, pruebas tu suerte, pruebas los límites de una situación en vez de echarse atrás y quedarse con la duda y el silencio.

pero cada uno funciamos de manera distinta y cada situación es distinta...

megan said...

gracias por el vídeo, nunca me canso de esa canción!!